Los abrasivos se usan en la construcción y en la ingeniería para desbastar, socavar, pulir, amolar y acabar una pieza metálica.

Entre los distintos tipos están el óxido de aluminio (alúmina), la arena, el carburo de silicio y el nitruro de boro cúbico. También los distintos tipos de lijas son consideradas abrasivos.

Consulta todos los tipos y precios sin compromiso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted